jueves, 23 de octubre de 2008

Carta Astral: Edgard Cayce

Biografia Edgar Cayce
Nacido en Hopkinsville
18 marzo 1877
3:03 pm

Trabajo realizado por Alejandra Torres.
Nivel II.







Edgar Cayce fue un hombre atípico de la época aunque nunca quiso serlo. Sus ambiciones constaban en poseer cierta estabilidad económica y fundar un hogar y su gran sueño ser médico o pastor para sanar al hombre de sus dolencias.

Su Luna en Tauro el pedía a gritos una vida tranquila y sedentaria, un gran miedo a los cambios que podrían sacarlo de su mundo conocido, fundar un hogar con ciertas comodidades que le brindara la seguridad material que necesitaba. Su infancia rodeada de los cuidados de su madre, mujer dedicada a su hogar. Su Luna por encontrarse en la casa IX le decía que lo que podría brindarle realmente estabilidad era concretar los estudios superiores, lo cual se convirtió en un sueño sin alcanzar, tal vez, debido a la cercanía con Neptuno, pero al mismo tiempo estas energías le aportaban desde niño una gran dedicación al estudio de lo religioso y un gran amor a dios. La esposa, mujer fiel y dedicada, sencilla pero con una belleza natural, laboriosa, posiblemente letrada, apegada a la vida material y conciente de Dios.


Igualmente la Luna en Tauro lo convierte en una persona pacifica y relajada. Mantiene siempre la calma ya que sus sentimientos no sufren altos y bajos, es muy estable emocionalmente. Necesita tener seguridad en los vínculos, saber con quien cuenta y estar protegido por un hogar, igualmente se mostraba como una persona tranquila y calida.

Su Neptuno en casa IX al igual que el gran stellium en Piscis que poseía este personaje era lo que lo empujaba a estudiar y dedicarse a la ayuda a otros de forma desinteresada en lo referente a la curación.

Su Sol el Piscis casa VIII le daba ese gran don, su mediumnidad, la conexión con el subconsciente colectivo para extraer de él la información necesaria para ayudar, servir a los necesitados, su medicina natural a través de hierbas, pociones, tratamiento osteopaticos. Sacrificándose por otros y sin pedir nada a cambio, sacrificando su ferviente deseo de seguridad, de ser como todo el mundo y aferrarse a una vida tranquila y convencional que le pedía su Luna en Tauro. Aunque siempre quiso estudiar medicina y no lo consiguió su deseo de curar a los hombres se concreto pero no de la forma tradicional que esperaba por su Neptuno en Tauro.
Un fuerte conexión con el dolor y las necesidades de los demás, sintiéndolas propias, sin hacer juicios de valores, capaz de entregar todo sin poner limites. Capacidades artísticas, sensibilidad, inspiración e imaginación.

Como siempre Saturno impone, en Piscis casa VII y VIII lo obligaba a ejercitar su mediumnidad para ayuda de otros, porque era su deber, su obligación, su cuota a cancelar y de una forma u otra tenia que sanar a otros, sin importar lo económico. Saturno en esta posición hace vivir fuertes pruebas relacionadas a la pareja, el sufrimiento y la enfermedad.


Asocio sus dolores de cabeza después de consultas que no eran para recetar remedios y tratamientos a la conjunción de Saturno con Mercurio que rige la mente y el intelecto, de alguna forma era avisado de los malos usos de su poder a través del sufrimiento, de sus dolores de cabeza. Al igual que sus problemas de habla cuando no usaba su don, Saturno le restringía la comunicación como una forma de decirle “si no usas tu lengua para ayudar entonces no pronunciaras nada mas”.

Su mente en conexión siempre con su intuición y su fiel creencia en Dios, Mercurio en Piscis nos habla nuevamente de su conexión con el mundo sutil, una irrevocable confianza en la bondad de los hombres que puede llevar a decepciones. Gusto y cualidades para la poesía, actividades artísticas y la fotografía, actividad que desarrollo como profesión y sustento debido a su conjunción con Saturno. Me arriesgo a opinar que, si Saturno no le hubiera dado apoyo a Mercurio es probable que hubiera terminado en la locura por lo abstracto que es Piscis, de una forma u otra Saturno le da concreción y autenticidad a sus intuiciones y palabras, así como mente fría para asumir y digerir sus habilidades. Le da un piso dentro de esas aguas. Saturno con Mercurio en Piscis le debió de haber dado una voz ronca y profunda, pero claramente audible, gran madurez y conocimiento, pero un tanto relajada y agradable de escuchar, es curioso que durante sus sesiones el tomaba esa actitud.


Estos dos planetas en casa VII refuerzan la idea de una esposa mayor que él, religiosa, sumisa y convencional, amorosa y completamente entregada.
Vivir en un mundo de sueños y fantasías, pero talvez ¿sueños posibles de alcanzar? Ya que Saturno esta claro de sus limitaciones y sabe esperar y planear para alcanzar sus metas.
Dificultades de aprendizaje ya que Piscis no es lineal y lógico, pero una vez que algo es procesado queda guardado y disponible ya que Saturno le da gran memoria. Capacidad para conectarse con los sentimientos y emociones de los demás. Es interesante que Edgar Cayce en su infancia aprendía mientras dormía sobre sus libros, cualidad que con los años, que rige Saturno, perdió.

Una persona realmente sincera e intensa en sus sentimientos, puede resultar hasta ingenuo ya que Venus en Piscis le permite creer cualquier cosa de la persona amada, sin dudar, sin retroceder, dándolo todo. Aquí el amor se convierte en idolatría, coloca en un pedestal a ese “ser divino” para luego descubrir que es un simple mortal, y es de allí donde surgen las decepciones. Edgar Cayce durante su vida sufrió varias fuertes decepciones en sus relaciones amistosas -energía que maneja Mercurio- al descubrir que se aprovechaban de su confianza para usar sus habilidades con fines diferentes al de la curación, cuestión que lo hacia sufrir mucho ya que Venus en Piscis es muy sensible.

Saturno es el planeta del karma y las pruebas, aquí Venus y Mercurio están en conjunción con él, esto seguramente es lo que trajo a su vida esas decepciones y pruebas con sus cercanas amistades, las cuales estaban vinculadas directamente con su labor de médium ya que le colaboraban en su desempeño.


Venus en piscis se conecta con el dolor de los demás y siente el deseo de ayudar a todos esos pobres seres sufrientes, pero aquí el deseo se convierte en deber gracias a Saturno, así que ya no es simple empatia sino una obligación a cumplir, y, ¿teniendo los conocimientos y la capacidad, como no ayudar? Seria ilógico e irresponsable según su forma de pensar, aparte de cruel e insensible. Todo esto se conjuga para que Edgar Cayce se entregue al mundo, se entregue a la humanidad sufriente como el salvador de los moribundos, de lo contrario la culpa lo acecharía sin dejarlo dormir. Así que el se sacrifica por el bien de la humanidad, sintiéndose como la victima de las circunstancias que lo obligan reiteradamente y de diferentes formas a servir. Claro que con Venus en Piscis se ama y confía plenamente en la voluntad de Dios, así que: “si Dios así lo quiere, que así sea”.
Otra energía que maneja Venus son las relaciones de pareja y la visión de la mujer, así que con Venus en piscis se busca una mujer sensible, delicada, artística sutil, amorosa, completamente entregada y sosegada, romántica, tierna, ingenua y espiritual. Pero ahora entra Saturno y Mercurio que piden que además de eso sea madura y comunicativa. Relación que se desenvuelve con los mismos intereses espirituales, paz interna, compromiso, gran entrega, y por Saturno: “Un amor para toda la vida”.

Ocurre que a este personaje le toco vivir, gracias a la conjunción de Venus con Saturno y la casa VIII, pruebas relacionadas con la muerte y sus amores. Así como también su pareja le brindo apoyo en su labor de médium escribiendo sus palabras durante las sesiones, conversando con el y simplemente estando allí para lo que el necesitara. Claramente se observa la influencia de la conjunción Venus – Saturno – Mercurio casa VII y VIII.





A esto se le agrega la influencia de los nodos. Por una parte el Nodo Sur en Virgo Casa I que le solicita que se mantuviera aferrado a una visión individualista y concreta, conciente solo de sus necesidades, a su vida y su trabajo, entregado a resolver su día a día. Mientras que por otra parte el Nodo Norte en Piscis Casa VII lo llama a dejar de pensar en él y sus necesidades, entregar su vida, su mundo, para ir a una causa mas grande y elevada: ayudar y servir a los otros en sus penurias a través de sus conocimientos.

Ahora me gustaría hablar un poco del padre y él como padre o jefe de familia. Me es imposible referirme ha este tema sin volver a tocar las energías en Piscis, puedo decir que ciertamente habrá sido un padre cariñoso, sensible, entregado y maestro de su hijo en los temas espirituales, aunque es probable que las responsabilidades de él como sanador le hayan quitado tiempo para dedicar a su hijo. Y aunque su padre o él como padre haya sido amoroso eso no le quita lo sometedor y controlador, terco y estricto, muy difícil un padre con plutón en Tauro, que no afloja o cede. Un padre trabajador, convencional, moralista, con crisis en el ámbito económico y transformaciones en sus conceptos tradicionales de valores. Cabe destacar que el padre de Edgar era un granjero, cuestión muy interesante debido a que esta es una profesión asociada al signo de Tauro y queda perfecto junto con plutón en la casa X.

Plutón en Tauro casa X, podría decir que con esta posición Edgar Cayce debió de haber tenido una forma muy convencionalista y moralista con lo referente al sexo, resultaría ser muy sensual y a la vez sexual. Ciertamente existirían grandes miedos en él hacia las perdidas y los déficits económicos, poniendo mucha importancia a las posesiones y la comodidad material, resistiéndose a cualquier situación que pudiera desestabilizar o modificar la forma en la que se desarrollaba o mostraba social y económicamente. Su Luna en Tauro apoya y refuerza todos estos puntos ya que ella acobija todos los miedos y pone resistencia a los cambios.

Socialmente hablando podría decir que Edgar vivió en una época en la que había muy poca aceptación de las diferencias entre las personas, la gente estaba muy pendiente de las posesiones materiales debido a una gran inseguridad, trabajaban constantemente para asegurarse un techo sólido y que se cumplieran todas las necesidades básicas, tratando todo de una forma muy practica. Ponían sus valores en los objetos, como se diría “cuanto tienes, cuanto vales”. Así que una persona de pocos recursos económicos era mal visto, allí estaba el tabú, los pobres despreciados y humillados. En el sexo, como en muchas otras cosas, era visto de una manera muy convencional, reservado para los casados y para el resto con extrema discreción, la tolerancia en este aspecto completamente inexistente, el no seguir las regulaciones era inaceptable. De la misma manera eran personas trabajadoras, rutinarias, convencionales, estrechas de mente, constantes, fieles a sus principios inquebrántales. La sociedad en la que vivió Edgar Cayce ciertamente habrá tenido que sufrir transformaciones en lo que eran para ellos sus valores, hasta superar la intolerancia a las diferencias por las costumbres, la forma de ganarse la vida, el estatus económico, la castidad, el dogma, entre otras cosas.

Para reforzar esto se encontraba también Neptuno en Tauro, que le agregaba un matiz religioso, así que existía para la época lo que podría llamarse fanatismo, una intolerancia por completo a las diferencias de creencias, de fe, de formas de ver a dios, de expresar la creatividad y el amor. La vida espiritual debía de llevarse según las costumbres de la zona, si no eras visto como un ser inicuo o un rebelde. Lo bueno es que la religión y la espiritualidad estaba presente en el día a día, con ciertas rutinas religiosas que se cumplían a cabalidad, aunque sin permiso a las variaciones o especulaciones, “lo que es, es, y lo demás no sirve”.
Artísticamente se debió de tomar mucho en cuenta la sensualidad y la naturaleza de las formas. Al pensar en una pintura me imagino figuras enfocadas en la realidad, sin disimulos, concretas y suaves. Todo muy hermoso pero ciertamente siempre con el mismo estilo debido a que con Tauro todo debe mantener el mismo formato.
En lo referente a los vicios y escapes neptunianos, no creo que con Tauro sea muy amante de esto, ya que mas bien le gusta estar conciente en todo momento de su realidad, para poder trabajarla o manejarla. Sin embargo, por lo constante, sensual y testarudo de este signo, no dudo que si Edgar tubo algún vicio, mucho lo habrá disfrutado y sin ningún remordimiento o deseo de dejarlo. Sus escapes, talvez trabajando, acumulando cosas o conocimientos, comiendo, rezando o soñando, esto por la cercanía con la Luna que me da la impresión de que podría darle muchos sueños y talvez, hasta viajes astrales por estar en la casa IX.

Aunque Edgar Cayce vivió en una época estrictamente convencional fue un innovador, amante de la libertad, defensor de sus formas de ver la vida, en conclusión un revolucionario gracias a Urano en Leo Casa I. Poseedor de un estilo diferente en todos los sentidos que llamaba y movía la atención de las masas, siendo un líder nato que brillaba he impacta, sintiéndose muy orgulloso de serlo y, ¿que mas innovador que un Medico sin diploma que receta mientras se encuentra en trance?. Pues el introduce esta actividad poco conocida a escala mundial, generando conflictos por no ajustarse a lo acostumbrado, a la norma. Cuestión que lo angustiaba por su Luna en Tauro, por una parte querer ser común y por otra ser innovador y estar orgulloso de serlo, él no podía acoplarse a lo socialmente aceptado. El era diferente y no podía cambiar ese hecho.
Poseedor del poder, inteligencia y brillo necesario para traer los cambios y modificar las circunstancias, trayendo formas nuevas de resolver los problemas por su manera diferente de ver las cosas, ver lo que otros no pueden.

Este hombre cuando se proponía algo, nada lo distraía, seguía fiel y constante hasta la consecución de su objetivo, excelente para este innovador Marte en Capricornio. Capacidad creativa, conociendo el mejor momento para actuar, estructurado y productivo. Con el talento necesario para emprender y desarrollar grandes proyectos económicos a escala social, sacándole provecho a sus talentos, como por ejemplo aquel hospital por el que tanto se esforzó en fundar, superando uno a uno los obstáculos. Gracias a sus energías piscianas lo que lo movía no era solo en dinero, claro esta, además de ser guiado por su intuición.
Aquí Marte le proporciona dinero, estatus y reconocimiento social, eso si! Después de mucho tiempo y esfuerzo.
Resistencia a las enfermedades y vitalidad inagotable!. Una persona que difícilmente pierde el control, sabe manejar muy bien su ira, pero cuando sale de sus cabales puede dar una lucha constante hasta que toda su energía se agote y caiga al piso, sin rendirse, ni retroceder. Para el, en su mente, la derrota no era una posibilidad.
En la sexualidad, convencionalista al igual que Plutón en Tauro, podría verse hasta restrictiva aunque se encuentra en casa V lo que quiere decir que, aunque no era promiscuo disfrutaba de una vida sexual activa.
Ahora, Júpiter en Capricornio casa V, puedo decir que era una persona que no se permitía los lujos ni las complacencias o más bien, no poseía los recursos económicos para darse ciertos gustos. Esta posición también se presta a una persona que le gusta aparentar una posición social que no posee a través de ciertas actividades recreativas y objetos materiales por desear ser aceptado por la comunidad debido a sus miedos “del que dirán” y por su Luna que le gusta acumular cosas para sentir seguridad.
Así que sus gustos o actividades recreativas circulaban en el trabajo para escalar socialmente, producir dinero y construir cosas palpables.
Estos dos planetas en Capricornio son muy limitantes para tener descendencia, Marte normalmente los quita y Júpiter se vuelve casi estéril. Sin embargo puede hacer relación a unos hijos muy trabajadores, fuertes, ambiciosos, materialistas, que se esfuerzan mucho en crecer socialmente, en lo que dirían: “ser alguien en la vida”.

Con Júpiter y Saturno también se ve el lugar que se ocupa en la sociedad y es interesante esto de “aparentar algo que no se es” ya que el poseía el conocimiento interno para ser medico, pero nunca le fue reconocido por la sociedad. Tanto Saturno como Júpiter nos dicen que el tenia la habilidad. Saturno en piscis le da el aspecto psíquico, de medico sanador y médium. El hecho de que Júpiter se encuentre en casa V nos dice que el SI tenia un talento innato pero por estar en Capricornio era algo inaceptable, que por mas que se esforzara y luchara –Marte- las personas no lo iban a considerar, no le iban a reconocer su merito, ¡Que Frustrante!. Su mayor limitante es que era algo impalpable, algo abstracto por piscis que resultaba incomprensible para la sociedad, y como era algo fuera de su razonamiento entonces no era valido.
Pero, aunque esa situación no cambiara, eso no lo iba a detener, porque por encima de su deseo de reconocimiento y aceptación por parte de las autoridades estaba el de ayudar a otros y lucharía hasta el final, hasta agotar todas sus fuerzas, hasta la muerte defendería sus ideales, sus principios y ejercería con orgullo su misión: Ser Canal entre los mundos para traer alivio y esperanza a los seres.

2 comentarios:

Maryuri dijo...

Que trabajo tan limpio y bello..excelente enfoque!

Maryori dijo...

Hola me gusta mucho su pág. muy interesante me gustaria saber que dice mi carta astral, que deberia hacer para que me la lean? gracias mi correo es gatita567@gmail.com